El impulso y el éxtasis

La incomodidad de saber que la existencia
no es más que un impulso y éxtasis mismo;
reside en pensar que las acciones hablan.
Paso tras paso es dado en concreto fresco,
así es como algún curioso nos sigue el rastro.
Si el concreto hablara, serían mentiras sobre mi.
Si alguien me siguiera, ocultaría esas huellas
para que no se confunda y suba la vista,
porque toda mi vida he caminado en una acera
que definitivamente no es la mía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s