JLSK

Llegaste

Abracé tus cigarrillos, el jazz, tus cicatrices.

Olvidé el nombre de todos para sólo recordar el tuyo

y verte desarmado, a tí guerrero, en ese campo que llaman guerra (o sólo amor).

Es que te quiero.

Hablo en excusas porque no encuentro justificación a tu presencia.

Me hablo a mí misma sólo para pensar en ti y en tus brazos,

tus brazos que me condenan por perder el juicio

cada vez que tomas mi cintura.

Te quiero para que pases tus dedos por mi pelo y juegues con cada nudo al despertar.

Te quiero para mí,

sin dudas, con capricho y con todo el hambre que me provoca estar contigo.

Te quiero porque me llenas de respuestas cuando aún no hay preguntas,

porque sabes cada secreto e idea perversa que soy y corroe la razón de cualquier cuerdo.

Escucho tu nombre, tiemblo.

Escucho tu nombre y te quiero

porque sin darme cuenta me aferré a cada centímetro de tí, como tú a mi extraña forma de querer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s